Búsqueda de blogs
Artículos relacionados
Últimos comentarios
visto recientemente
No hay artículos

CBD (Cannabidiol): ¿Qué hace y cómo afecta el cerebro y el cuerpo?

por 508
Favorito0

El cannabidiol (CBD) es una de las muchas moléculas de cannabinoides producidas por el cannabis, solo superada por el THC en abundancia. Estos cannabinoides derivados de plantas, o fitocannabinoides (phyto = planta en griego), se caracterizan por su capacidad de actuar sobre los receptores de cannabinoides que forman parte de nuestro sistema endocannabinoide.

¿Qué es el CBD y qué afecciones médicas podrían ayudar?

El cannabidiol (CBD) es una de las muchas moléculas de cannabinoides producidas por el cannabis, solo superada por el THC en abundancia. Estos cannabinoides derivados de plantas, o fitocannabinoides (phyto = planta en griego), se caracterizan por su capacidad de actuar sobre los receptores de cannabinoides que forman parte de nuestro sistema endocannabinoide.

Si bien el THC es el principal componente psicoactivo del cannabis y tiene ciertos usos médicos, el CBD se destaca porque no es intoxicante y muestra una amplia gama de posibles aplicaciones médicas, incluida la ayuda con la ansiedad, la inflamación, el dolor y las convulsiones. Esto hace que el CBD sea un compuesto terapéutico atractivo.

¿Por qué el THC coloca, pero no el CBD?

A pesar de ser primos químicos, el THC y el CBD tienen efectos muy diferentes. La principal diferencia es que el THC te coloca y el CBD no. Esto se debe a que el THC y el CBD afectan nuestro sistema endocannabinoide (ECS) de diferentes maneras.

El principal receptor del sistema end. en el cerebro, CB1, es activado por THC pero no por CBD. De hecho, el CBD puede interferir con compuestos como el THC, evitando que activen el receptor CB1.

Por eso, la relación THC: CBD es tan importante para influir en los efectos de los productos de cannabis.

Quizás lo más notable del CBD es la gran cantidad y variedad de sus posibles aplicaciones terapéuticas. Es importante reconocer que cada aplicación puede estar respaldada por diferentes niveles de evidencia. Estos van desde ensayos clínicos en curso que evalúan su eficacia en el tratamiento de trastornos humanos, hasta estudios en animales que investigan sus efectos conductuales y fisiológicos

Cada tipo de estudio tiene sus propias fortalezas y debilidades.

Los ensayos clínicos nos permiten sacar conclusiones sobre la seguridad y la eficacia de los posibles agentes terapéuticos en humanos, mientras que los estudios en animales y los experimentos in vitro permiten a los investigadores explorar sus acciones biológicas con mayor detalle.

Sin embargo, debido a que la última clase de estudios no se realiza en humanos, los resultados no siempre conducen a la aplicación clínica que esperamos: la mayoría de los medicamentos que comienzan en ensayos clínicos en humanos nunca se aprueban.

No obstante, los estudios en animales nos proporcionan una base sólida de conocimiento biológico, y es donde se realizan los avances iniciales en la investigación.

¿Por qué el CBD tiene tantos beneficios terapéuticos potenciales?

El CBD es famoso por la promesa que tiene de tratar las formas resistentes de tratamiento de la epilepsia infantil. Actualmente se están realizando varios ensayos clínicos que prueban la eficacia del CBD en pacientes con epilepsia humana.

Pero también existe evidencia, principalmente de estudios en animales y experimentos in vitro, de que el CBD puede tener propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias y analgésicas, y un valor terapéutico potencial en el tratamiento de trastornos motivacionales como depresión, ansiedad y adicción.

¿Cuál es la base biológica para esta amplia gama de posibles usos médicos?

Una parte clave de la respuesta radica en la farmacología promiscua del CBD: su capacidad para influir en una amplia gama de sistemas de receptores en el cerebro y el cuerpo, incluidos no solo los receptores de cannabinoides sino también una gran cantidad de otros.

Sistemas receptores en el cerebro

El cerebro contiene grandes cantidades de células altamente especializadas llamadas neuronas. Cada neurona se conecta a muchas otras a través de estructuras llamadas sinapsis. Estos son sitios donde una neurona se comunica con otra liberando mensajeros químicos conocidos como neurotransmisores.

La sensibilidad de una neurona a un neurotransmisor específico depende de si contiene o no un receptor que "se ajuste" a ese transmisor, como una toma de corriente eléctrica se conecta a un enchufe.

Si una neurona contiene receptores que coinciden con un neurotransmisor particular, entonces puede responder directamente a ese transmisor. De lo contrario, generalmente no puede. Todas las neuronas contienen múltiples receptores de neurotransmisores, lo que les permite responder a algunos neurotransmisores pero no a otros.

Las neuronas se comunican usando neurotransmisores: el cerebro contiene una gran cantidad de células cerebrales (neuronas). Cada neurona, representada aquí como un hexágono, está conectada a muchas otras.

La sinapsis es el sitio donde dos neuronas se comunican entre sí. La "neurona emisora" libera señales químicas llamadas neurotransmisores, que estimulan los receptores en la "neurona receptora".

Existen muchos tipos de receptores diferentes en el cerebro, cada uno sensible a diferentes neurotransmisores.

Los receptores cerebrales no sólo son sensibles a los neurotransmisores producidos naturalmente dentro del cerebro, como la dopamina o la serotonina, sino también a los mensajeros químicos producidos fuera del cuerpo, como los cannabinoides vegetales como el THC o el CBD.

Entonces, cuando ingiere un comestible o inhala un poco de humo, está permitiendo que los compuestos producidos originalmente por una planta ingresen a su cuerpo, viajen a través del torrente sanguíneo y entren a su cerebro.

Una vez que llegan, estos compuestos derivados de plantas pueden influir en la actividad cerebral al interactuar con los receptores en las neuronas. Pero no interactúan con todas las neuronas, solo las que tienen los receptores apropiados.

El CBD tiene efectos en muchos sistemas de receptores diferentes

Aunque es un cannabinoide, el CBD no interactúa directamente con los dos receptores de cannabinoides clásicos (CB1 y CB2). En cambio, afecta la señalización a través de los receptores CB1 y CB2 indirectamente.

Esto explica en parte por qué, en contraste con el THC, el CBD no es intoxicante. Además de su influencia indirecta en los receptores CB1 y CB2, el CBD puede aumentar los niveles de los cannabinoides producidos naturalmente en el cuerpo (conocidos como endocannabinoides) al inhibir las enzimas que los descomponen.

Aún más intrigante

El CBD también influye en muchos sistemas de receptores no cannabinoides en el cerebro, interactuando con receptores sensibles a una variedad de medicamentos y neurotransmisores. Estos incluyen los receptores opioides, conocidos por su papel en la regulación del dolor.

Los receptores de opioides son los objetivos clave de los analgésicos farmacéuticos y las drogas de abuso, como la morfina, la heroína y el fentanilo.

El CBD también puede interactuar con los receptores de dopamina, que juegan un papel crucial en la regulación de muchos aspectos del comportamiento y la cognición, incluida la motivación y el comportamiento de búsqueda de recompensas.

Esto plantea la posibilidad intrigante de que la capacidad del CBD para influir en los receptores de opioides o de dopamina pueda ser la base de su capacidad para amortiguar los antojos de drogas y los síntomas de abstinencia, efectos directamente relevantes para el tratamiento de la adicción.

El potencial terapéutico del CBD con respecto a la adicción también se extiende al sistema de la serotonina.

Los estudios en animales han demostrado que el CBD activa directamente múltiples receptores de serotonina en el cerebro. Estas interacciones se han implicado en su capacidad para reducir el comportamiento de búsqueda de drogas.

La influencia del CBD en el sistema de la serotonina también puede explicar en parte sus propiedades contra la ansiedad, que se han demostrado de manera sólida en estudios en humanos y animales.

El CBD y el sistema de la serotonina

La capacidad del CBD para apuntar a un receptor de serotonina específico, el receptor de serotonina 1A, se asocia con una notable gama de posibilidades terapéuticas.

El profesor Roger Pertwee, un farmacólogo inglés reconocido por su investigación sobre los cannabinoides, opina sobre este aspecto de la biología del CBD.

“Su aparente capacidad para mejorar la activación de los receptores de serotonina 1A respalda la posibilidad de que pueda usarse para mejorar trastornos que incluyen: dependencia de opioides, dolor neuropático, depresión y trastornos de ansiedad, náuseas y vómitos (por ejemplo, de la quimioterapia) y síntomas negativos de esquizofrenia", dijo.

"Una gran pregunta sin respuesta es cuál es la relevancia clínica humana y la importancia de cada uno de estos usos terapéuticos potenciales de CBD, identificados únicamente al examinar los datos de la investigación preclínica no humana".

Dado que estas posibilidades provienen principalmente de estudios en animales, se necesitará más investigación antes de que podamos pensar seriamente en las aplicaciones en humanos.

Cómo afecta el CBD a los sistemas receptores en el cerebro

El CBD interactúa, directa o indirectamente, con muchos sistemas receptores diferentes en el cerebro. Influye indirectamente en el principal receptor de cannabinoides en el cerebro al disminuir la capacidad del THC para estimular este receptor.

CBD: ¿Utilidad psiquiátrica de la farmacología compleja?

Comprender los efectos neurológicos del CBD es complicado, debido a la gran variedad de receptores con los que interactúa. Pero esa complejidad puede ser la clave de su promesa como agente terapéutico.

Los trastornos motivacionales como la adicción y la ansiedad son en sí mismos altamente complejos; surgen de causas incompletas que abarcan múltiples sistemas receptores y redes neuronales en el cerebro.

Los complejos efectos de múltiples objetivos del CBD, por lo tanto, pueden ser cruciales para su potencial para ayudar al tratamiento de tales trastornos. En los próximos años, los investigadores continuarán comprendiendo aún más esta complejidad y descubrirán el alcance completo del potencial terapéutico del CBD.

Productos relacionados
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Compartir

Código QR

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse

Por favor, inicie sesión primero.

Registrarse