LOS DIFERENTES TIPOS DE ACEITES PROCEDENTES DEL CANNABIS Y CAÑAMO

LOS DIFERENTES TIPOS DE ACEITES PROCEDENTES DEL CANNABIS Y CAÑAMO

Cada vez se escucha más el uso del aceite de marihuana. Pero el término aceite de cannabis es realmente solo una descripción básica.

Hay diferentes tipos, algunos están diseñados para cocinar, mientras que otros se utilizan para tratar enfermedades graves. Además, no todo el aceite de cannabis es embriagador. Explicaremos brevemente cada uno de ellos;

Aceite de CBD

Aceite de cannabis medicinal con CBDEl aceite de CBD es una medicina poderosa. Aunque no tiene ningún efecto de colocón, tiene una serie de beneficios terapéuticos.

Este es el producto al que la mayoría de la gente hace referencia cuando hablan sobre el aceite de cannabis.

Se puede hacer usando aceites de alta calidad, C02 o solventes. El aspecto más crucial del proceso es asegurar el uso de marihuana con alto contenido de CBD y bajo en THC.

Aunque el aceite de CBD se puede preparar en casa, generalmente se compra en tiendas especializadas.

Aceite de cannabis

El aceite de cannabis es una infusión de marihuana y aceite de cocina. Es de color verde oscuro (casi marrón) en apariencia. Este tipo de aceite generalmente se produce utilizando variedades de marihuana que contienen el componente psicoactivo de la planta conocido como THC.

El aceite de cannabis es extremadamente versátil. Se puede usar para preparar comidas medicinales o soluciones tópicas para la piel.

El aceite se puede preparar fácilmente en aproximadamente una hora usando una máquina de mantequilla mágica. Pero también se puede fabricar utilizando electrodomésticos básicos.

Aceite de cáñamo

El aceite de cáñamo no es algo que se pueda hacer en casa. Se produce a través de un proceso en el que se presionan las semillas de cáñamo para obtener el aceite.

El producto final está lleno de vitaminas y se vende comúnmente en las tiendas naturistas como un suplemento dietético.

Solo se pueden encontrar pequeñas trazas de THC en este producto, por lo que no puede elevar al usuario.

El aceite de cáñamo también es multipropósito. Se puede usar en una variedad de productos industriales, desde lubricantes hasta pinturas. Pero, a diferencia del aceite de cannabis, no es óptimo para cocinar.

Aceite de hash de butano BHO

El aceite de hash de butano (BHO) es uno de los extractos de cannabis más populares.

Es un aceite solvente que se fabrica con aceite y alcohol. Tiene un color más claro que el aceite de cannabis regular y es pegajoso.

Un pequeño toque te hará volar cuando se trata de usar BHO.

Le permite al usuario alcanzar un colocón más fuerte sin mucho esfuerzo. Aunque BHO es relativamente fácil de hacer en casa, puede ser un proceso peligroso. El butano es altamente inflamable y tiene humos tóxicos.

Aceite de CO2

El aceite C02 está hecho para vaporizadores. Este método de extracción asegura que todos los componentes de la planta de cannabis se mantengan intactos, proporcionando al usuario el aceite más limpio disponible hoy en día.

Pero este aceite no es algo que pueda fabricarse en la cocina. Requiere un equipo costoso. Lo que es más interesante sobre el proceso de producción de aceite de C02 es que el producto puede ser ajustado. Se puede hacer más concentrado en THC o no tener efectos psicoactivos en absoluto.

Este aceite contiene una concentración de terpenos espectacular, ya que el gas usado tiene un punto crítico mucho más bajo (alrededor de 32ºC) y así se conservan y se evita la degradación de los terpenos y cannabinoides.

Esta extracción no funciona tan bien con las moléculas de THC ya que es el cannabinoide menos soluble de todos. Aún así ultimas investigaciones realizadas en la Universidad del Pais Vasco, con variedades con alto contenido en THC, arrojaron resultados de hasta el 95% de THC, usando también etanol en el proceso.

Aceite Rick Simpson

El  aceite de Rick Simpson (RSO) puede usarse por vía oral o tópica. Fue desarrollado a principios de los años 2000 como una forma de tratar el cáncer de piel. El proceso de fabricación detrás de este aceite es simple.

Todo lo que se necesita es aproximadamente una onza de cannabis seco y algo de alcohol isopropílico y un par de cubos. Pero, debido a los humos y la inflamabilidad, puede ser peligroso.

Un hombre llamado Rick Simpson es responsable del desarrollo de este método. En su sitio web, Simpson dice que RSO puede "curar o controlar el cáncer, la EM, el dolor, la diabetes, la artritis, el asma, las infecciones, la inflamación, la presión arterial, la depresión, los problemas para dormir y cualquier otro problema médico que uno pueda imaginar".

Aceite Rick Simpson

Publicado en 21/08/2018 por Ganesh Grow CALIDAD ALIMENTARIA,..., ACTUALIDAD, COCINA CANNABICA, CBD 0 130
Comparte

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0
Ant.
Sig.

No hay productos

Estar determinado Envío
0,00 € Total

Revisar